¡paga en 6 meses sin intereses! sin papeleos y al momento

römer advansafix ii sict test

römer advansafix ii sict test realizado en el año 2016

Antes de comprar una silla de paseo es es muy importante comprobar que ha superado los test realizados por las entidades autorizadas a nivel Europeo, tales como RACE a nivel Nacional o ADAC a nivel Europeo.

FUENTE: ADAC.

valoración global: ACEPTABLE
HOMOLOGACIÓN
de 9 a 36 Kg
SEGURIDAD
aceptable
USO
aceptable
ERGONOMIA
aceptable
SUSTANCIAS TÓXICAS
muy satisfactorio
LIMPIEZA Y CONFECCIÓN
satisfactorio
TABLA DE REFERENCIA
muy satisfactorio
satisfactorio
aceptable
insatisfactorio
muy insatisfactorio
Una vez instalada, la silla debe estar firmemente sujeta al vehículo. En especial en modelos de coche antiguos, la longitud de las fijaciones del cierre del cinturón de seguridad pueden provocar que no se pueda ajustar de forma estable la silla, por poner un ejemplo.

Para garantizar una sujeción óptima hay que prestar atención a que los cinturones estén lo más rectos posibles y que no se hagan pliegues. En especial en el caso de los portabebés hay que comprobar si la longitud del cinturón del vehículo es suficiente para poder abrochar el portabebés de forma segura. Si el cinturón es demasiado corto para un portabebés convencional, puede instalarse con una base independiente.

En el caso de alzas con respaldo, a veces ocurre que el cinturón no se recoge de forma automática cuando el niño se inclina hacia delante. En ese caso hay que probar una silla con la que la parte superior del cinturón se ajuste mejor a los ángulos del sistema de cinturones del vehículo.

Los modelos de sillas infantiles con homologación semiuniversal (p. ej., todas las sillas con reposapiés) no pueden montarse en todos los modelos de vehículo. Estos productos adjuntan una lista de modelos de vehículo con la que se puede comprobar si un producto en concreto se puede utilizar en nuestro coche propio.

Una vez comprada la silla, hay que familializarse con su manejo. Es importante instalarla correctamente para que, en caso de accidente, la silla ofrezca la mejor protección al menor.

Hay que prestar especial atención a tensar bien los cinturones. Hay que sacar el abrigo de debajo del cinturón para que este esté lo más cerca posible del cuerpo.